Cliente: ¿¡Que cobras por tus fotos!?  ah mejor las tomo con mi celular.

Tú: (pensando para ti mismo: si supieras lo que me ha costado llegar a ser fotógrafo): ¡Buena suerte!

Seguramente has tenido esta incómoda y frustrante plática en alguna de tus cientos de variaciones. Ahora resulta que cualquiera que tenga una cámara es fotógrafo. Un fotógrafo de verdad destaca por sus imágenes.

-La fotografía es algo muy distinto al simple producto de una técnica y/o tecnología.

 

¿Qué define al fotógrafo de verdad?
Un fotógrafo de verdad es un malabarista: tiene que dominar al mismo tiempo el aspecto mecánico, técnico y creativo que implica hacer una buena imagen. Encima de eso tiene que tener habilidades sociales cuando trabaja con modelos, clientes y directores creativos. Debe contar con tremenda paciencia y perseverancia y si es fotógrafo de naturaleza o vida silvestre aún más. En fin, es de verdad un artista multifacético.

Es en este acto de malabarismo donde se nota el calibre de un fotógrafo. Si logra una armonía entre todos los elementos, su fotografía nos impacta. Por otro lado, el que no es fotógrafo cree que basta con apretar un botón.

Es que la fotografía está tan ligada a la tecnología y sus avances, que nos confundimos buscando mejor equipo creyendo hacer mejores fotos. Ese es un camino peligroso: no tiene fin y se desvía mucho del verdadero avance que se requiere para llegar a ser el mejor. Esto no quiere decir que una buena adquisición de equipo no sea de ayuda. Sí lo es, pero ten claro que tu calidad como fotógrafo no tiene nada que ver con el equipo que tienes. El ser fotógrafo de verdad es la mezcla de un je ne sais quoi, práctica (mucha) y habilidosa construcción de la imagen.

-Un fotógrafo de verdad, logra hacer de una persona normal la estrella del encuadre.

-El fotógrafo de verdad no se conforma con un punto de vista cotidiano. Hace lo que sea necesario para crear imágenes con impacto.

-El fotógrafo de verdad sabe que hay que esperar el momento adecuado y buscar el lugar idóneo donde todo se alinee. Una vez que la escena está ahí, hay que saber qué incluir en la foto y qué descartar. Eso es lo que llamamos «composición».

-La fotografía, como todo arte, es un acto de valentía. La adversidad siempre está ahí al igual que el miedo y, muchas veces, la falta de cooperación de elementos externos – clima, un modelo arrogante o un cliente atosigante. Pero es justo cuando todo está en su contra cuando el fotógrafo de verdad destaca entre el montón.

La diferencia en la imaginación

Es fácil caer en la ilusión de que una gran fotografía se hace con grandes sujetos: paisajes majestuosos, modelos hermosas, locaciones de ensueño… ¡No! El artista es un visionario, está aquí para mostrarnos lo que otros no ven. En lo simple, en lo ordinario, el fotógrafo de verdad ve mucho más. Ese es el poder de la imaginación, y esta no necesita de exuberancia ni de grandes presupuestos para asombrarnos.

La diferencia en iluminación

La iluminación es el verdugo del inexperto. Frases como «Soy fotógrafo de luz natural» lo delatan. Nada malo en preferir luz natural, pero el fotógrafo de verdad sabe manejar la luz, y punto. Todo tipo de luz. Porque a fin de cuentas, luz es luz, ya sea del sol o de un flash. Más aún, si la palabra fotografía significa literalmente «escribir con luz» pues queda claro qué es lo que hay que dominar en este medio artístico.

La diferencia en la narrativa

Existe la fotografía como un medio de registro y existe la fotografía como un movimiento artístico. La diferencia está en la narrativa. El verdadero fotógrafo logra contar historias con sus imágenes: a veces le basta una sola, a veces lo hace con toda una serie o incluso con un proyecto extendido.

Este es un punto importante a resaltar porque es de los más invisibles. Detrás de una sola foto puede haber meses o hasta años de investigación y entrega al sujeto que apasiona al fotógrafo. Esa pasión se nota.

La diferencia en dedicación

Está claro que nadie nace siendo experto y que, para ser fotógrafo de verdad, es indispensable dedicarle horas de verdad a tu fotografía. Puesto que la fotografía es accesible a cualquiera hoy, muchos creen que es fácil ser fotógrafo.

*Entonces se deja en claro que hay una gran diferencia entre tomar fotos y ser fotógrafo.

Dejame tu consulta.

Info de contacto

Tel.: 6089-6006     Móvil: 15-6966-0282  

Email: sergiocardenasfotografo@gmail.com

Ramos Mejía, Bs. As- Argentina

Suscribite a mi newsletter